.

.

...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

miércoles, 7 de mayo de 2014

ARGUMENTACIONES (Dedicado a mi hija Jazmín, hoy madre ella)



A veces siento que la soledad me pesa,
A veces  observo con los ojos húmedos,
A veces quiero huir del planeta,
A veces me aíslo y no puedo ver más,
A veces extravío la dosis de confianza.

A veces siento el peso de la triste humanidad,
A veces mi espalda se arquea y se aflojan las piernas,
A veces creo que estoy enloqueciendo,
A veces me rindo, desisto de pelear,
A veces dejo de creer en el  prójimo.

Son esos días en que pierdo conexión
Con mi propio yo, con mi otredad.
Momentos fugaces que duelen,
Instantes de agobio que laceran el alma,
Segundos que aprecio como eternidad.


Sin embargo, te miro a los ojos,
Y hay tanta pureza, tanta fragilidad.
Escucho tu llanto, potente, exigente,
El deber me llama,  tengo que atenderte
Porque no podrías subsistir sin mí.

Porque necesitas mi leche materna,
Porque te hacen falta mis brazos,
Sentir el tamborileo de mi corazón,
Porque me elegiste y no puedo evadirte,
Porque eres mi sangre, porque soy tu madre.


Entonces revierto, me sacudo el miedo,
Retomo el coraje de seguir viviendo.
Le doy la espalda a los sinsabores;
Me digo y te digo, que vale la pena,
Que a pesar de todo, no es útil la queja.


11 comentarios:

  1. De mucha ternura y amor, amiga. Me ha gustado mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta princesa, Pichy, es de una gran ternura, por eso me inspira estos versos. Muchas gracias por tus palabras. Besos

      Eliminar
  2. Myrian más bello y mas hermoso no se puede escribir, versos, solo salen con tantos sentimientos cuando son dedicados a un hij@, en el caso de una madre con muchos más motivos, es carne de sus carnes, precioso.
    Un abrazo Myrian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay musa más poderosa que el hijo de nuestra entraña, Pablo. Muchas gracias por la visita y el comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Extraordinarias letras querida amiga.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viniendo de vos, querida amiga Pastora, me siento muy honrada. Beijosssssssssssss y mil gracias!!!!

      Eliminar
  4. Myriam a veces pueden pasar muchas cosas sin embargo los hijos siempre serán protagonistas y a pesar de que tengamos sinsabores como tu dices en ese bello poema, Vale la Pena luchar, ellos siempre nos van a necesitar y debemos estar ahí, me encanta tu trabajo literario eres muy sensible y logras expresar tus sentimientos, felicidades.
    Un saludo desde Miami
    Rudy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Rudy, ellos tienen la fuerza que nos permite continuar pese a todo, por ellos vale vivir. Soy trabajadora de la salud, y creeme, he visto y veo tanto dolor, que no puedo escribir sino desde los sentimientos. Al contrario de lo que se piensa, más pasan los años, más vulnerables nos volvemos, nunca conseguimos endurecernos. Mil gracias por estar aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Precioso. Myriam este poema esta hermoso, es un poema de amor puro. Nada iguala el amor de una madre por sus hijos. Felicidades Myriam. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Eliminé uno porque estaba repetido, Hector, no pienses que censuré tu comentario, jamás haría eso. Y bien decís, el amor que se siente por un hijo es inexplicable, aunque sí hay otro poderoso, es el que se siente por el hijo del hijo, un nieto, qué maravilla los nietos, es amar doblemente a tu hijo. Gracias por tu presencia y comentario. Besos.

    ResponderEliminar

Loading...