.

.

...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

lunes, 3 de marzo de 2014

UNA MUJER CON PASADO




Lo discutimos durante mucho tiempo, no sé exactamente cuánto porque desde aquí  no se puede comprender la magnitud de los siglos que allá son días, pero finalmente me dijo que así debía ser, que debía volver, que no se puede dejar cuentas sin saldar, historias inconclusas, hechos sin resolver. 
No me gustó la idea pero finalmente, es el jefe, es el que da las órdenes y yo no tenía elección, era eso o permanecer eternamente en duelo. 
Entré a ese útero no sin cierto recelo, sabía que no era bienvenida, sí, bienvenida, porque para mal de males me mandó a este mundo con identidad femenina, así lo avalaban  mis células rosas.
No lo pasé muy bien en ese primer hogar previo al aterrizaje final. Podía oír las discusiones, el llanto de mi madre, sí, era un llanto constante que no me dejaba dormir; por suerte me alimentaba bien. Y los ruidos, uf, sí que era feo escuchar esos portazos de quien sería mi padre.
A medida que yo crecía la casa se iba convirtiendo en una celda cada vez más estrecha,  por eso las pataditas, giros que daba para acomodarme mejor y evitar los calambres.
 Supe que había llegado el momento de enfrentarme al destino signado por el jefe cuando mi casa principió con las convulsiones que anunciaban mi inminente expulsión. El pasaje, de más está decir, no fue el mejor, pugnaba por salir, me quedaba poco o casi nada del oxígeno que me enviaban desde el tubo llamado cordón.
Lo primero que vi fue una luz muy fuerte que me cegó, yo estaba acostumbrada a mi penumbra, a la tibieza del líquido que me cobijaba y de repente todo fue un caos; me arrancaron con unas paletas de acero que sujetaban mi pequeño cráneo -eso dolió-, luego me envolvieron en un paño blanco, me sumergieron en un recipiente para quitar todo rastro del polvo uterino o algo así. Sentí frío y lloré, eso creo, no sabía si era llanto pero me sonaba como el de mamá los nueve meses que fuimos dos en un cuerpo.
Al fin me encontré con ella. Me  pusieron sobre su pecho pero yo no abrí los ojos, tenía miedo de encontrar dolor en su mirada.
Fue el comienzo de un largo camino por recorrer, con carencias afectivas, soledad recurrente, tropezones y caídas.  El tiempo fue pasando y yo seguía llorando, nada de lo que me brindaba la vida logró darme la paz que el jefe me quitó. Viví una vida de mujer: mujer que construye, mujer que cobija, mujer que ama y no es amada, mujer que a empujones logró conseguir un espacio propio.
Hoy, pasado medio siglo de esa vida, sé que me queda mucho por recorrer, ellos me lo anunciaron. Pero no voy a llorar más, no voy a ser la víctima de nadie. Lo que me quede por vivir será a mi modo. Reparar la deuda no saldada...
Lo siento, tengo que hacerlo porque ya no quiero volver. No será mi futuro incierto, lo he decidido.
No puedo saber cuánto me queda, pero de algo estoy segura, podría ser hoy mismo, en este mismo instante. Entonces, si me disculpan, los dejo, tengo una misión que cumplir: ¡Ser feliz! Y eso no puede esperar…



20 comentarios:

  1. Hola mi querida amiga: un saludo cordial lleno de sentimiento, cariño y esa compenetración que seguirá latente mientras mi espíritu desee volar y esparcir mis pensamientos donde uno de ellos te pertenece, gracias poetiza por tu amistad besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonitas palabras, Anónimo. Es lindo saber que se cuenta con amigos como vos, una pena no saber tu nombre, pero de todos modos, muchas gracias por pasar y dejarme un comentario. Abrazos.

      Eliminar
  2. Ser feliz
    es la miisión de cada día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tardé en comprenderlo, Nucha, debí sufrir mucho antes, derramar demasiadas lágrimas, pero todo sirvió para que hoy entienda que no vale la pena sufrir por nada ni nadie, pues nadie que nos haga sufrir, merece ni el más mínimo pequeño espacio en mi vida. Muchísimas gracias por tu visita. Besos

      Eliminar
  3. Qué bien, amiga! Lo has escrito con arte y gracia.
    La felicidad pasa por caminos muy escabrosos, y, quien nunca ha sufrido: no sabe cuando ha sido, o es feliz.
    Mis votos por tu felicidad.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Pichy, no se conoce la calma si no se padeció la tempestad. Como siempre, un gusto saberte aquí. Gracias por todo, amigo incondicional ¡Te quierooooooooooo, besooooooooooooosssssss!

      Eliminar
  4. La felicidad hay que agarrarla y no dejarla escapar nunca. Dejar atrás el pasado no es nada fácil, y más cuando este marca como lo hace sin embargo, la tarea de la vida es hacerse una misma y sobre todo cumplirlo siendo feliz.

    Besitos!!! Muchos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta, amiga, cuesta y duele mucho porque para abandonarlo, hay que NO olvidarlo, pero llegué a un momento de mi vida que tomo la felicidad y las lágrimas que sean de risa. Muchas gracias y muchos besitos. TKM

      Eliminar
  5. ¡Qué lindo Myri! Creo quew ya lo había leído. Me asombra siempre la simpleza y profundidad de tus escritos. Me encanta. Bravo por la decisión: ser feliz, es eso, una elección. >Me encanta...Besos...Any

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo soy simple, Any, y desde esa simpleza puedo expresar mis emociones. Lindo tu comentario, linda vos. Gracias x mil. Smuack.

      Eliminar
  6. Myriam el anónimo soy yo Nelson tu amigo de siempre que vuelvo para dejarte mis besos y mi cariño imperecedero besoa amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pero qué grata sorpresa, mi adorable Nelson. Es una enorme alegría tenerte por aquí y saber que el tiempo y la distancia no pudieron con esta amistad que supimos cosechar paso a paso. Besos para vos. Te quiero muchísimo. No te pierdas, por favor.

      Eliminar
  7. Aquí estoy amiga querida luego de tropezar con piedrecillas de la vida pero te envio muchos saludos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiera gustado sostenerte en esos tropiezos pero...así es la vida. También yo andube de tropiezo en tropiezo, pero ni el vendaval más fuerte logró derrumbarme. Gracias por estar, gracias por los saludos. Yo te envío besos.

      Eliminar
  8. Ni te creas mona con todos esos destacados jajajaj! también tengo los míos sino, que no sé como colocarlos así de bonitos, qué página bella, te felicito y entre las dos, sólo sonrisas y amistad de la buena. TQM...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyyyyyyyyyyyy, pero mirá que sos bruta, eh? Tenés que ir a escritorio, diseño, agregar gadget, foto y hacer clik ahí, se abre un cuadro y subís desde tu archivo. Te lo explico de nuevo???? jajaja Besotes, locaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

      Eliminar
  9. Moderando comentarios jajajaja! ¿Qué miedo te asiste?...

    ResponderEliminar
  10. Si supieras las groserías que me han dejado... Si no modero, este sitio que honra el arte ¡SE CONVERTIRÍA EN UNA PÁGINA PORNOGRÁFICA! Hay mucha gente-hombres, desubicados. No les doy pie pero ellos piensan con la entrepierna, no con la cabeza, entendés? Por eso prefiero moderar, sólo filtro las groserías. Lo demás, aunque me digan que escribo horrible, esos los apruebo, yo no censuro, sólo cuido mi mundito. Smuackis

    ResponderEliminar
  11. Eso está bien, a mí me insultan pero después me piden amistad, ahora soy amiga de calzoncillos raya marrón, ¿recuerdas?, después de cipote de insulto que respondí con una fábrica de calzoncillos, resultamos buenos amigos ahora... me pareció bonito, y sí, hay que cuidar nuestro pequeño jardín. Abachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenés cura, Raquelita jajaja Amix, si te mandan un cipote de insultos ¿Cómo se te ocurre aceptar su amistad? Pero está bien, todos nos merecemos una segunda oportunidad, verdad? Y claro que lo recuerdo, si también fuimos muy amigos, hasta que se brotó mal y comenzó a insultarme y amenzarme. Bien, digamos que es inimputable jajaja Besos, monacha. TKM

      Eliminar

Loading...