.

.

...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

martes, 30 de diciembre de 2014

EN CADA ESTRELLA, UN AMIGO



¿Ves esa constelación? Allí están todos, en cada estrellita vive uno. Desde allí me mandan ese calor tan imperioso para mí. Porque necesito de vos, de tu ternura, de las risas compartidas, a veces del ánimo que preciso para seguir adelante. Por eso es que durante las noches mi corazón está feliz, porque miro al cielo y sé que me estás mirando, y hay un diálogo silencioso pero profundo.
¿Cuál es tu estrellita? Yo lo sé, es esa que brilla con mayor intensidad.

¡FELIZ AÑO 2015!



Tu fiel e incondicional amiga, yo.

viernes, 26 de diciembre de 2014

FRENTE AL PORTAL


Veo la tristeza en tu mirada, y me angustia, amigo del alma ¿Sabes por qué? Porque siempre fui parte de tu historia. De un modo invisible, permanecí a tu lado en los momentos más difíciles, en los días de sol, en el ocaso, en las noches fértiles, febriles, y también en esos días pletóricos de risa. Siempre estuve.
No me mirabas, es verdad, pero yo, de todos modos permanecía impasible a tu lado. Esperaba que notaras mi presencia pero no lo conseguía. Yo no era tu prioridad; había un reino que te pertenecía, un trono en el que te sentabas, orgulloso de recibir aplausos, falsedades que te satisfacían. Porque…no me lo niegues, tú sabías que ellos eran unos vulgares adulones, que no les importaba tu esencia, a ellos sólo les interesaban tus riquezas.
Pero hoy caíste y te sientes solo ¿Dónde está ese cúmulo de adeptos? Te preguntas con la cabeza vencida, la espalda encorvada, las piernas tan débiles que ya no pueden sostenerte.
Tu aposento, otrora lecho de pasiones consumidas, transmutó en prisión. No puedes salir de allí. Los años han pasado entre intemperancias; los años que tan agitadamente viviste, se fueron, y hoy sólo queda el despojo de ese grande que fuiste.
Fuiste… ¿Duele la palabra, no es cierto? Pero duele porque al momento comprendes que es una desgracia, que es ley impoluta. Nada se le puede reclamar a la vida, no cuando uno decidió vivirla a su modo. Y eso está bien, así debe vivirse.
Pero entonces ¿Por qué la tristeza? No te culpes más por lo que no hiciste, no te reproches más por lo que hiciste. El tiempo de revertir se agotó. Tuviste ocho gloriosas décadas para mirar desde otro ángulo, pero elegiste el que te hacía sentir perfecto.
No hay más cristales, se marcharon los aduladores, perdiste tus honores, y ahora, frente a mí, veo un anciano despojado de ilusiones.

Mírame, por favor, abre los ojos y mírame. Ya no pienses más en el pasado y sus vaivenes. Tu presente está a punto de concluir y aunque sea una vez, obséquiame tu mirada, tu última mirada. Yo he de tomar tu mano, he de acariciar tu rostro, he de permanecer a tu lado, he de decirte que fui feliz mirándote, aunque mi lugar siempre fue un oscuro rincón.

lunes, 22 de diciembre de 2014

LA NAVIDAD DE MARIO (A mi querido amigo escritor Mario Eduardo Aguilar)


A mi me duele tu partida, me duele porque no vas a estar conmigo, me duele porque no estuve con vos cuando me lo pediste, me duele porque no supe hacer un huequito para escucharte, para mimarte, para decirte que no era necesario que nos contara tus historias para saber que eras un buen hombre.
Te reté ¿Te acordás? Fue en EL MOROCHO. Vos querías adueñarte del micrófono y yo no quería que te miraran mal, entonces te dije que te callaras, que dejaras que hablaran los otros y vos me hiciste caso, tonto Mario. Me hiciste caso porque me querías y yo no te retribuí ese cariño con un café, lo único que me pediste.
Tenía veintidós años cuando estaba de guardia. 23 de diciembre, nunca lo voy a olvidar. Mientras yo estaba haciendo masajes cardíacos a una paciente mi papá estaba muriendo y yo no lo sabía. Fue la más triste de mis navidades. Me enteré el 24, el día de Nochebuena, recién entonces se animaron a decirme que no iba a compartir la mesa con nosotros, y lloré, lloré de impotencia porque no estuve a su lado cuando su corazón dejó de latir; estaba lidiando para que latiera el corazón de una extraña, y tampoco volvió a latir, y lloré- soy muy llorona- porque su hijo de dieciséis años se arrojó sobre el cuerpo de su mamá diciéndole que no podría volver a festejar la Navidad sin pensar en ella.
Ironías de la vida, yo me puse en la piel del muchachito y pensé “¡Qué pena por él, que suerte que yo no tengo que llorar la muerte de ningún ser querido!” En ese instante mi papá estaba muriendo. Nos unió el dolor a ese muchachito del que ni siquiera sé su nombre.
Ironías de la vida. Esta Navidad la paso en el hospital, con los enfermos, con los que también estarán lejos de su familia como yo, y no voy a poder evitar pensar en vos, Mario, en mi amigo, en el que dejé de lado por falta de tiempo.
Pero de algo estoy segura, vas a venir a visitarme a las doce de la noche, un aire tibio me recorrerá la frente y las mejillas y yo sabré que es tu beso, ese que no te pude dar antes de irte.
Esta Navidad va a ser la mejor de tu vida. Vas a estar al lado del homenajeado, vos y Jesús, juntos. No más soledad, Mario, no más tristezas. Pronto nos vamos a encontrar, yo también estoy en la edad en la que el futuro es de aquí a dos minutos.
¡FELIZ NAVIDAD MARIO HORACIO AGUILAR!


Autora: Myriam Jara- Navegante Literaria

(Protegido en el Registro Nacional de los Derechos de Autor)

domingo, 21 de diciembre de 2014

CÍRCULO VICIOSO


Nos vimos, nos reconocimos,
Nos amamos, nos hicimos daño,
Nos separamos. Nos arrepentimos,
Volvimos a unirnos,  retomamos lo vivido,
La herida volvió a sangrar
Y ahora lloramos soledades.

martes, 16 de diciembre de 2014

VA Y VIENE

Querido Papá Noel
Harta estoy de pedirte,
Desde hace ya un lustro,
Que me traigas un guapete.

 
Estimada pedigüeña,
Es usted muy  exigente,
Si ya le mandé cinco
Y ninguno le apetece.
 ¡Al grano, viejo gordete!
No me vengas con patrañas,
Que no basta que sea guapo,
Debe, además, tener plata.
 Mire, niña boba,
Yo no tengo la culpa
De que sea tan idiota,
Y por eso no la quieran.
 Ah, ¡Pero mire que resultó grosero!
Me manda lo que le pido
O no pase por mi  chimenea
¡Ya lárguese con sus renos!
 
HO HO HO ¡no faltaba más!
No me diga lo que haga.
Por mí, obstruya su chimenea

Pues no vuelvo a ese sucio agujero.




sábado, 13 de diciembre de 2014

SÓLO POR HOY




Hoy quisiera ser
Como el arado,
Laborioso, penetrante, filoso.



Como el mar,
Viajero,
Abismal, azulado.


 Como esa nube oscura,
Presente,
Brava y segura.


 Y aunque mi persona no tenga medianía,
Prefiero el sol del mediodía
Al claroscuro del ocaso.


La mágica luz de la poesía
A un instante de fracaso.


El rugir del viento
Al silencio del convento.



El fragor del combate
A la paz por empate.



La vida es tan sólo un momento
Que si no se vive,
Se transforma en cuento...

lunes, 8 de diciembre de 2014

SILENCIOSO POEMA DE AMOR (Dedicado a un niño sordomudo)



Hay un mundo con sentido,
Prolongación de una vida pasada,
Es el mundo intrauterino,
Aquel de las aguas calmas.
 Fue un pasaje doloroso,
De expulsión arrolladora
¡De un empuje tan violento!
Tan violento…y en silencio.
 
¡Y que intenso fue el calor
De esos brazos temblorosos!
De la dama que miraba
Con los ojos vidriosos.
 
No puedo escucharte, madre
Pero tus ojos me mojan.
Algo corre por tus mejillas,
Es tibio, cálido, suave.
 
¿Puedes oírme madre?
¿Puedes sentir mis latidos?
Yo puedo apreciar los tuyos
Palpitando al son de los míos.
 
No importa que nunca te oiga,
No importa el silencio eterno,
Cuando nuestras manos se unen
En rítmicos movimientos
Siento que todo está bien
Pues comprendo que te tengo.
 

Loading...