...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

lunes, 20 de febrero de 2017

NO MIRES


Con igual destreza con que hilaba sus trenzas del color de la luna menguante, que arrastraba tras ella, enmarañadas en sus piernas, con esa maestría que los años de experiencia la vuelven innata, así, ágilmente, batía las manos removiendo en ellas el destino, mi destino que irremediablemente se cumpliría sin que yo pudiera hacer nada al respecto pues… ya todo estaba dicho, escrito, planificado desde los tiempos divinos, los tiempos de Dios, siglos para mí, un hálito para Él ¿Qué sentido tenía, dadas las circunstancias, transportar al presente esas lágrimas que habría de verter en un futuro no muy lejano?

- Ración infinita de líquido salobre brotará de tus ojos por ser poseedora del signo- pronunció con la voz impasible del que está preparado para vaticinar sufrimiento, amores mancillados, traiciones, maldiciones que recaerán como sangrientas espadas destrozando esos sueños que archivaste en un cofrecito alado, esperando el momento de lanzarlo al aire para que tus deseos te sean conferidos. Pero no, no había ilusiones, el cofrecito protegía desvaríos de mi existencia presagiando espejismos.

- No quiero saberlo.
- Pues aquí acudiste, yo no te traje, y aquí te quedas- La altanería dejaba expuesto su ego; ella, la señora de las visiones, se nutría de angustias e ingería expiaciones.

Me levanté de la silla, me situé tras ella y emprendí la peliaguda tarea de deshacer sus trenzas con la intención de  distraerla; quizá volviera a hilar sus trenzas y se olvidara de mí  y mi estremecida apariencia.

- El signo que traes no se puede subsanar, es señal incorruptible puesto que el sol se instaló en la manivela de la bóveda el día que te corporizaste para cumplir con el hierático propósito de rectificar tu oscurantismo, justo allí, en el espacio en el que nunca serás invisible pues tus cualidades tendrán la fosforescencia que brille por sobre el resto de los humanos, y siendo imperioso para ellos, los opacos, los que no tienen nada bueno para ofrecer, hacer de tu existencia un mundo de desgracias, te fustigarán hasta llevarte a la autodestrucción.

- ¡No es cierto, estás mintiendo! Toma tu paga y cierra la boca pues yo no te creo- Las monedas de oro arrojadas en su rostro se unieron en una tiara que engalanaron su extensa cabellera, ahora de un bruñido digno de un ser candoroso, y que la dócil brisa meneaba ocultando su rostro tras la espesa melena.

Alas se le desarrollaron ante mi aturdida contemplación. Enrolló la cortina que separaba el gabinete donde nos encontrábamos del resto de la vivienda y una enorme esfera de cristal apareció ante mí.
No tuve tiempo de huir, ella, la pitonisa, me tomó de un brazo y juntas penetramos en la extraña burbuja. El cielorraso se abrió como si fuera una compuerta para darnos vía libre en un vuelo que nos transportaría a un destino inesperado: El pasado, ingrato y penoso pasado que no deseo recordar pero he de mirar pues ella clavó agujas en mis párpados, impidiéndome cerrarlos. No era tanto el dolor punzante en mis membranas como aquello que veía.

La niña pequeñita, sentada en un rincón, lloraba mientras sus pares hacían un círculo en torno a ella.
- Ronda, ronda, ronda de la tonta blonda, ronda, ronda, ronda de patitas de tero, ronda, ronda, ronda de la mal querida- Canturreaban los perversos niños.

Avanzamos una década y descubro a la menuda adolescente de trencitas doradas y calza corroídas, arrebujada en el lecho, los ojos vidriosos, suplicando a su Dios que le manifieste el amor, pero el amor no llegaba.
- Llora, llora, llora niña linda, llora, llora, llora que me gusta sentir tus gemidos en sombrío encierro, llora, llora, llora mujer que divulga carencias, llora, llora, llora con esos ojitos opacos y yermos.

Dos décadas más. El tiempo no es tiempo, el tiempo es emisión que encandila mi visión, más cuando la esfera se detiene, allí está ella, la hembra fecundada.
- Llora, llora, llora mujer que da vida, llora, llora, llora mujer egoísta, llora, llora, eternamente llora por tener aquello que menoscaba nuestra imposibilidad.

A la velocidad de la luz, damos un giro y avanzamos veinte lustros hacia el futuro. Intento comprender ¿Quién es  la anciana que con valentía afrontó los fantasmas, traspasando con fiereza, huracanes y volcanes, y ahora, vencida, espera la partida?
- Llora, llora, llora anciana de huesos enfermos; llora, llora, llora anciana sin dueño; llora, llora, llora, tu final se acerca, y aquí estamos nosotros rodeando tu lecho de muerte; llora, llora, llora mientras nosotros reímos y cantamos la sacra letanía de tu agonía; llora, llora, llora, y llévate el estigma que fue tu compañía.


lunes, 6 de febrero de 2017

POEMA DE SAL Y ARENA



Y me adentro en el mar, no me intimidan las olas,
Porque ellas, mis confidentes, tienen de mi amor su aroma.
No importa si no retorno, si desolada queda la playa,
Pues más allá del horizonte, he de encontrarte, mi amado.

Será el abismo testigo, de la unión dos amantes
Que como promesa de amor se fundieron en el agua.
Bañados los cuerpos de sal y  revestidos de alga,
Profesándose bendita pasión
Hicieron un pacto eterno
Glorificado por el Señor.

¡Que venga a nuestro encuentro la muerte!
Juntos hemos de esperarla,
Abrazados y besándonos,
Pues si hemos de marcharnos
Será asidos de las manos, y estrechándonos los labios.

miércoles, 11 de enero de 2017

MI PIEDRA



Revestida por el frío de la piedra
Aguardo  expectante tu llegada
Como la niña que anhela la primavera.

A la espera de esos besos prometidos
Voy alistando mi cuerpo y mi alma,
Recordando el primero que nos dimos.

En la aridez de mi  marchita vida,
Mancillando la tristeza, anulando toda pena,
Llegaste sin que te esperara, como un sueño.

Y si para volver a besarte
Debo esperar la vida entera,
Aquí seguiré, oculta tras la piedra.

Noviembre 2015

martes, 20 de diciembre de 2016

EN TU RISA



Cuando el día se torna gris

Cuando mi voz se enmudece

Cuando no hallo la salida

Cuando el miedo me somete

Voy buscando en mis memorias

Esos días de jolgorio

Y mi alma se estremece

Al escuchar el sonido

De tu risa adolescente

martes, 29 de noviembre de 2016

EL MAR DE LAS PRETENCIONES



 ¿Cómo se hace para controlar las lágrimas que te vuelven endeble ante los otros?
Los otros, esos que esperan con ansias verte morder el polvo.
Los otros, esos que se engrandecen cuando tu espalda se arquea por el llanto incontenible, porque aunque intentes tragártelo, no puedes, está ahí y debe ser secretado, o tu cuerpo anegado por dentro, se ajará y junto a él, tu alma.
Los otros, esos que plácidamente apostados en sus servilismos, esperan ver tu final puesto que ya diste muestras de que alcanzas las metas con la misma facilidad con la que ellos obstruyen los párpados para no ser testigos de tu vuelo hacia esos cielos que jamás alcanzarán.
Los otros, que muy a su pesar, comprendieron que el mundo es tuyo cuando tú lo decides, y eso no les agrada. Saben que tus quimeras sólo lo son por efímeros momentos pues las utopías se diluyen cuando creas tus acertadas circunstancias. Tú siempre lo logras, tú sabes revertirlos a meta absorbida, y partir hacia tus sueños, que para ellos son extraños, mientras que la aurora aguarda que le  concedas tu sonrisa.
Ahondas en tu esencia y gritas “¡AQUÍ ESTOY!”
El frenesí por engullirte la vida de un sólo mordisco te llevó a cometer un embarazoso desliz: exponerte sin astucias, ser fidedignamente tú, y eso no se perdona, eso se condena.
La hipocresía es directriz de la vida, y la masa va siguiendo la recta sin cuestionarse nada pues no tiene discernimiento, le falta cognición, no puede articular sus neuronas, ausencia de sinapsis, dendritas y axones nunca se tocan. Pero tú pudiste, tú lo conseguiste, saliste de la cohesión execrable, erigiste tu propio infinito con tres soles, diez lunas y ninguna estrella. No eran necesarias, tú eres la estrella superior, única, insustituible, sabedora de extraños conjuros que ansían extinguir tu luz y sin embargo no lo logran. No siempre.
¿Por qué permitiste que hoy lo hicieran? ¿Por qué les entregaste la reserva de paz que había en tu alma? Ahora sólo hay oquedad, zozobra, inquietud, desvelo y miedo.

¿A qué le temes? ¿A la demencia? ¿Y por qué? No le temas, es sólo un estado de consciencia ¿Acaso es mejor la prudencia que te vuelve marioneta del contexto? No lo creo.

¡Deja de gimotear, ya no sientas compasión por ti, elévate y resurge! Una vez más, sí, una y mil veces más hasta que la señora portadora de la guadaña venga por ti. Entonces sí, la paz, el sosiego,  el mutismo amoroso, el gozo que se inmortaliza…

viernes, 4 de noviembre de 2016

INELUDIBLE PRESENCIA

Puesto que lidiar no puedo
Con tu voluminosa presencia,
Tendremos que ser amigas
Aunque me causes vergüenza.

Inútil fue el intento
De arrancarte con un tajo,
Ya lo dijo el cirujano
“Igual volverá a instalarse”

Dejé de comer harinas,
Bombones y mandarinas,
Voy a volverme anoréxica
Si no soporto tu apariencia.

Horas de gimnasio en exceso,
Tirada en la colchoneta,
Mil abdominales por día,
Y nada es suficiente.

Hoy me declaro vencida,
Voy a dejar de ocultarte,
Me pondré un biquini pequeño
Así podrás asolearte.

Con los años se te instala,
Y no hay como desterrarla,
Mejor me voy a comer
Para matar la ansiedad,

Si total nada la mata…

miércoles, 2 de noviembre de 2016

ERES...



Ese mago que puso magia a mi vida

Ese hombre que me enseñó el amor

Ese amor que me devolvió la risa

Ese todo que me colmó de dicha

En conclusión…

Eres el hacedor de mi existencia



martes, 11 de octubre de 2016

EL MAR SERÁ TESTIGO


Y me adentro en el mar,
No me amedrentarán las  olas,
Porque ellas, mis confidentes,
Tienen de mi amante su aroma.

No importa si no retorno,
Si la playa queda desolada,
Pues más allá del horizonte
He de encontrarte, mi amado.

Será el abismo testigo
De la unión de dos amantes,
Que presos de la pasión
Se fundirán en las aguas.

Bañados los cuerpos, de sal y de algas,
Profesándonos bendito amor,
Haremos un pacto de dos
Bendecido por el Señor.

martes, 20 de septiembre de 2016

Y REVIVIÓ EL AMOR



No  sabía que te amaba,

Tenía miedo de volver a amar,

No fue noble el amor conmigo,

Él me arrancó lágrimas,

Él despedazó mi corazón.

Él fue hipocresía y dolor…



 Apareciste de la nada,

Me robaste un beso largo,

 Caí rendida a tus pies.

No anhelo  flores ni bombones

¡Sólo quiero que me beses otra vez!

domingo, 11 de septiembre de 2016

POR SIEMPRE TUYA


Saber que eres parte de mi vida
Saber que nunca más lloraré
Saber que habito en tu corazón
Saber que hoy somos dos
Que se entregan sin pudor
A la dulce melodía del amor
Es saber que estoy
Viva y plena de pasión 

lunes, 29 de agosto de 2016

DEL BAÚL DE LOS RECUERDOS: Un poema de Oskaring para mí


Algunas veces encuentras en la vida
una amistad especial:
ese alguien que al entrar en tu vida
la cambia por completo.
Ese alguien que te hace reír sin cesar;
ese alguien que te hace creer que en el mundo
existen realmente cosas buenas.
Ese alguien que te convence
de que hay una puerta lista
para que tú la abras.
Esa es una amistad eterna...
Cuando estás triste
y el mundo parece oscuro y vacío,
esa amistad eterna levanta tu ánimo
y hace que ese mundo oscuro y vacío
de repente parezca brillante y pleno.
Tu amistad eterna te ayuda
en los momentos difíciles, tristes,
y de gran confusión.
Si te alejas,
tu amistad eterna te sigue ......

SABES, CUENTA CONMIGO, 
TU AMIGO DE SIEMPRE OSKARING...........

viernes, 29 de julio de 2016

AFONÍA DE AMOR


Te pienso en la noche
De esta eterna soledad,
Como ese piano viejo
Que no suena más.

Mi piel se ha secado
Esperando tus manos,
Que arranquen melodías,
Que me hagan soñar.

Pero el piano está mudo,
Y tu voz se quebró.
El silencio nocturno
Es todo lo que poseo.

El silencio nocturno

Y mi eterna soledad…


lunes, 11 de julio de 2016

UNA HISTORIA ENTRE TANTAS



Toda la semana haciendo changas, juntando cartón, cortando el césped de la gente rica. Llegaba a casa, agotado pero feliz. Les había prometido a mi señora y mis cuatro hijos que iríamos a festejar el bicentenario. Estaban entusiasmados ¡Si hasta iban a poder comer un pancho!
Claro, se viajaba gratis por esos días ¡La patria estaba de fiesta! Y razón que tenía, ahora somos libres, no dependemos del rey, vivimos en democracia. Qué sé yo, me tocó el corazón ver tantas banderas colgando de los balcones.
La gente festejaba y pensé “Nosotros somos pobres pero también argentinos y algún día tendremos una casita de verdad, no como esta que a fuerza de pulmón, con chapas y algo de ladrillos, conseguí construir” Como sea, es nuestra casita, no vivimos en la calle, tenemos un techo para cobijarnos.
Nos tomamos unos mates con la vieja, le dijimos a los pibes que se vistan y nos fuimos a tomar el tren y después un colectivo.
Yo acariciaba el bolsillo del pantalón, ahí estaban los pocos pesos que había juntado, no veía la hora de llegar y zambullirme en la multitud. Compré banderitas para que los chicos no se sintieran menos que los otros. Asombrados, miraban con los ojos dilatados, el cabildo iluminado, las calles vestidas de celeste y blanco. Bailaban al son de la música mientras mi compañera y yo, nos apretábamos las manos y nos mirábamos con ojos llorosos. Créanme, era una emoción auténtica. Ese día no había ricos y pobres, todos éramos argentinos y eso era lo único que importaba.
El cielo comenzó a cubrirse de nubes pero no nos dimos cuenta hasta que las primeras gotas mojaron nuestras ropas. Cuando la lluvia se hizo intensa y el viento agitaba las banderas que se enredaban en las copas de los árboles, pensé que sería mejor que regresáramos, la vuelta era larga y complicada, los chicos ya habían visto suficiente, comieron sus panchos y yo había cumplido mi promesa.
Cuando bajamos del tren se nos hizo peliagudo esto de caminar sobre la calle de tierra. Al fin llegamos. No podía creer lo que veía, mis ojos se cubrieron de lágrimas, mi cuerpo se sacudía convulsivamente, el grito traspasó mi garganta expulsando la angustia en un furioso aullido. Mi casa ya no estaba, en su lugar, un montón de chapas y cartones que se aglutinaban sobre los ladrillos que habían conseguido mantenerse en su lugar. Miré a mis hijos, sus caritas asustadas, mi mujer temblando de frío y dolor “¡Maldita lluvia! ¿Maldita lluvia?”
Pensé en las gentes que cubiertos con paraguas corrían a sus casas a tomar un plato de sopa caliente, encender el hogar, darse un baño, ponerse ropa seca para sentarse frente al televisor y seguir disfrutando de la fiesta a través de la pantalla.
Lástima, no llegamos a gritar ¡VIVA LA PATRIA!...


                                           MES DEL BICENTENARIO

lunes, 20 de junio de 2016

LA BÚSQUEDA



Caminé selvas y montes,
Me arrojé desde el abismo
Buscando Ninfas y Hadas
Que me devuelvan las risas
Que mis días han perdido…

Busqué detrás de los árboles,
En sus copas y raíces,
Por los ríos y vertientes,
Bajo la lluvia helada,
Y también del sol ardiente…

Las busqué noches y días,
En la alborada y el ocaso,
Las busqué en las estrellas,
En mil lunas y mil cielos.

Recorrí todas las rutas,
Los caminos y senderos.
Las busqué en el afuera,
No miré en mi interior…

Cansada de tanto buscar
Me encerré en mi propio duelo…
Allí encontré a las Ninfas
Junto a las hadas y duendes,
Estaban en lo más profundo
De mí acongojado corazón
Lidiando contra el dolor,
Concibiendo suaves melodías
Para aliviar mí condena.

Allí donde mora el alma,
Allí encontré el consuelo…
Hoy rescaté la risa,
La alegría, la belleza
Que la vida me proporciona
Cuando el sol me alumbra,
Cuando la lluvia me moja…

.

.
.
Loading...