...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

sábado, 16 de agosto de 2014

SOY UNA HISTORIA A LA DERIVA




No sé…no sé… Ese es el mayor de los problemas, precursor de los subsiguientes, pues a partir de la ausencia de cognición la vida se torna ambigua, y en esa marejada que me revuelca entre desvaríos e ilusiones, la corriente de la fluctuación me arrastra sin otear suelo firme.
No sé…no sé… Mi mente se obnubila y no consigo reaccionar, aun cuando el sonido atronador del remolino anuncia la inminencia de la Garganta del Diablo con las fauces prestas a devorarme. Soy consciente de que desintegrará mis huesos con la misma destreza con que fueron mancillados mis castillos construidos con fragmentos de nubes. Así de fácil, sin ningún esfuerzo,  seré desmembrada sin poder impedirlo.
 No sé…no sé… ¿Gritar en busca de auxilio? ¿Para qué?  Apaleada por fuerzas externas a mi condición de casta energúmena, no tengo  el  ímpetu, tampoco quien me escuche…el viento se llevaría mi voz hacia los umbrales de la nada.
No sé…no sé… Estoy resignada, desahuciada, apática, impasible. La desidia me somete, obstinada ella, rendida yo.
En el sombrío abismo de mi existencia he desandado el camino de la esperanza. Recuerdo haberla poseído en tiempos remotos, época de apócrifa placidez con trencitas doradas y zapatitos blancos pero… los años, regados con llantos, fueron robusteciendo el desencanto, la tristeza echó raíces en el vergel de mi inexperiencia, confinando la confianza en secretos herméticos.
No sé…no sé… Son efímeros los instantes en que percibo voces susurrándome al oído que todo es posible, que entre tupidos nimbos puedo toparme con la dicha, pero me niego a poner mi atención en ellas. Mejor no esperar nada.
Lo más conveniente es aflojar las tensiones, relajar los músculos mientras la corriente me acarrea hacia el destino señalado.
No sé… no sé… Estoy cansada, quiero dormir pero no debo hacerlo. Con el sueño llegarán los sueños y al despertar, la dura realidad volviendo a abofetearme. Cada golpe asestado duele; cada golpe recibido anula un poquito más mi ser; cada cachetazo va deteriorando la fe.  Entonces obstruyo la mente para no preocuparme.
Es malo pensar. Pensar es para quien tiene las piernas fuertes, la ruta trazada, la meta clara…No, yo no.
Mejor obstruyo la mente y floto, floto mecida por la intimidación del verbo… los ojos abiertos, la mirada hundida en el cielo…Acaso consiga merecer el Edén.

No sé… no sé… ¿Apariencia, entelequia, ficción? Nada es fehaciente, sólo la incertidumbre es tangible.


.

.
.
Loading...