...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

miércoles, 7 de marzo de 2012

RENACER - PARTE 5

Entró a la cocina con su pequeña cacerola de aluminio, donación de la abuela; abrió la canilla y la llenó hasta la mitad, un puñado de sal, un chorrito de aceite y al fuego. Estaba abriendo el paquete de fideos cuando entró la encargada de la pensión.
-Oiga, joven, usted ¿Cuándo piensa pagarme lo que me debe?
-Ya le hice un adelanto...el resto...espéreme una semana;  hoy comencé un trabajo nuevo, me pagan por día, no es mucho pero saco para comer y le voy juntando los cincuenta que le debo.
-Espero que lo mantenga, usted no dura en ningún lugar ¡Flor de vago debe ser! Además...ese modo de ser suyo...qué quiere que le diga, a mi no me gusta y a los otros pensionistas tampoco.
-Mire, señora, yo no me meto con nadie y no hago escándalos ¿Por qué no se fija en el de la planta baja que hay días que vomita en el pasillo de lo borracho que llega? Si a ustedes no les gusto, tampoco ustedes me gustan a mí y me la banco; no me compare porque yo no tengo nada que ver con esa gente. Y en cuanto a su plata, la semana que viene le saldo todo.
-Mejor así y no se ofenda tanto que al final ni tiene ni familia ni a dónde ir.

No contestó ¿Qué podía decir? La doña, con su rudeza, le estaba mostrando la realidad de su vida "No tengo nada que ver con esa gente" 
-Pero ¿Quién carajo soy yo? Un segregado, un desterrado, eso soy, un paria sin familia.
Se llevó sus cosas y se encerró en la pieza; comió en silencio. Buscó un libro y se acostó evitando mirar hacia el espejo, no quería discutir con Agustina, no ese día. Estaba extenuado física y mentalmente.

Dos semanas transcurrieron relativamente en calma pero al cabo de ese tiempo, se enfermó; mucho trabajo y poca comida...Las discusiones habían recomenzado entorpeciendo su rutina "¡Por Dios, necesito paz!" Pero no la hallaba, Agustina cada día reclamaba más y más, no se conformaba con ser su sombra.
-Dejame salir, estoy harta de este encierro, además con lo que vos ganás no alcanza para nada, todo se lo lleva la vieja de mierda a cambio de este cuchitril piojoso que nos alquila ¡Quiero trabajar!
-¿De qué? A mí se me hace difícil y vos pretendés conseguir un trabajo decente y bien pago. No me hagas reír.
-Yo no dije que fuera decente...con que me paguen bien...
-¿Qué estás sugiriendo?
-No te hagas el tonto, bien sabés de qué hablo.
-Antes de permitir que te prostituyas, te mato y me mato ¿Te queda claro?
-Por favor, Ignacio, me ahogo, necesito salir, respirar aire fresco, caminar por las calles; no aguanto más el encierro en este nicho.
-Sabés lo que te va a pasar Agustina, no estás preparada para enfrentarte a la vida.
-Dejame probar ¡Te lo exijo!
-¿Y si no lo lográs?
-Entonces prefiero que me mates, que te olvides que alguna vez fuimos uno, ya no quiero ser tu sombra, quiero una vida propia.
-No puedo, Agustina, no puedo. Te necesito más de lo que suponés, preciso de esos momentos en soledad donde vos podés ser voy y yo disfrutar mirándote a través del espejo como sentado en un palco, arrojándote flores mientras te veo bailar al compás de la música de Vivaldi ¡Cuánta elegancia, cuánta hermosura, tan coqueta y femenina!
-Y cuando termina la música se acaba el hechizo, la magia...me encerrás, me escondés y volvés a tu vida miserable, a limpiar mugre ajena, a cocinar fideos hervidos y a domir esperando que al otro día todo cambie, que se produzca el milagro "Soy representante de artistas, me gusta Agustina, tiene futuro, puede ser una gran estrella, aquí tiene el contrato" Despertate, Ignacio, dejá de divagar, y nunca voy a ser una estrella, mi único camino es la prostitución, lo sabés.
-No y es mi última palabra.

                   Imagen tomada de Internet

Continuará...

.

.
.
Loading...