.

.

...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

miércoles, 25 de abril de 2012

MALDITO JUEVES (24 horas de guardia hospitalaria)

Soy consciente de la bronca que me domina,
Soy consciente de que tomé el camino más peligroso,
El camino sin salida,
El camino sin retorno
Pero no encuentro el atajo
Para escapar de un mundo que me da asco.
Voy, entonces, por la autodestrucción
Intoxicando mi cuerpo con toxinas y dolor.
Se colapsan los pulmones,
Pierde armonía el músculo cardíaco
Haciendo temblar mis manos,
Manos que nunca quisieron lastimar,
Manos que regalaron caricias,
Manos que a veces, sólo a veces,
Pueden escribir sobre el amor
Manos que responden al odio
Expresado en unos versos
Y me odio porque no quiero odiar.
Doy giros de trescientos sesenta grados,
Giros que no hallan la paz,
No la hallan porque es utópica,
Porque sólo puede estar en mi interior
Pero mi interior se cierra y me expulsa,
Me deja expuesta al desamparo
Del infecundo aislamiento.
Decido cerrar los ojos...
De todos modos ya no pueden ver,
Las estúpidas lágrimas invaden mis mejillas,
Estúpidas e inútiles porque nada va a cambiar,
Porque todo permanecerá igual,
Porque el cerebro se me paraliza
Y el mundo se detiene
Frente a un mortuorio y maquiavélico cuadro.
Irónicamente
El viento zarandea las copas de los árboles
Irónicamente
La gente sigue la marcha, respiran;
Es posible que muchos compartan la angustia que me pesa
Pero siguen, siguen porque no hay más remedio.
Yo también debo seguir,
No es buena la apatía,
La desidia acorrala la cordura.
Me remuevo la piel y vuelvo a resurgir.
Morir, nacer, nacer, morir...
La noria prolonga los giros
Y estoy en ella aunque no quiera.
Contengo las náuseas,
Me aferro a lo tangible para que la inanición no me demuela.
Revierto, abro los ojos y compruebo que la pesadilla terminó,
Que el jueves está concluyendo
Y junto a él la espantosa impresión
De no encontrar un lugar para cubrir tanta animadversión,
Tanta injusticia parida por unos pocos.
El jueves terminó,
Le digo hasta luego a la sangre en ebullición;
Mañana es un nuevo comienzo,
Sin embargo quedan cicatrices que me recuerdan
Que otros jueves van a venir
Agrietando una vez más las llagas,
Que el dolor volverá a decir presente
Oprimiéndome la garganta…
Pero eso será el próximo jueves,
Hoy se acabó.
A fuerza de voluntad, una vez más te vencí
Jueves, maldito jueves.
Si pudiera elegir el día de mi muerte
No dudaría en escoger el jueves
Porque es el día que muero
Cada vez que asoman las primeras luces

Autora: Myriam Jara – La Eterna Poeta Disconforme
Loading...