...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

domingo, 11 de agosto de 2013

MAESTRAS ERAN LAS DE ANTES

Fue un momento muy doloroso de mi vida, había muerto mi sobrinita de cuatro meses cuando mi bebita tenía un mes y medio y mi hijo había comenzado el primer grado. Esta muerte incomprensible, hepatitis brutal que se la llevó en una semana, me hundió en una profunda depresión, mi rostro se deformó, el dolor de mi alma se reflejaba en mi cara, permanecí encerrada en mi casa, con los espejos tapados, por un período de seis meses, obviamente asistida por un psiquitra cuando dejé de comer, sólo quería morir. Pasado ese período, ya bastante mejor, fui a buscar a mi niño al colegio. Me sorprendí cuando Cristina, su maestra, bajó las escaleras corriendo y me abrazó llorando, fue entonces que me contó todo lo que tuvo que contener al pequeño Damián que se esforzaba por lograr las mejores notas para que yo sonriera.

- Cristina ¿Volverá a ser linda, mi mamá?
- Sí, Damy, tu mami pronto va a volver a ser esa bella mujer que siempre fue.

Me contó cuánto lloraban los dos juntos y entonces me entregó esta carta que aquí les dejo y que guardo en mi corazón por siempre...

¡GRACIAS, SEÑORITA CRISTINA!

 
Esto dice:

El rostro más bello no suele ser el mejor conformado, el más estético o proporcionado, si no e que se halla más frecuentemente iluminado por una sonrisa sincera.
Una sonrisa es capaz de cambiar cien planes, de dar aliento a un corazón triste, de transformar la dureza.
Una sonrisa hace que la frente se irradie, los rasgos del rostro se hermoseen al dilatarse.
El atractivo de un rostro no es, pues la belleza sino la bondad expresada en él, el gesto de comprensión y ternura que irradia serenidad a su alrededor.
Por estas pequeñas pero grandes cosas pasa por este mundo, desparramando tu sonrisa de comprensión en lugar de ceños de rechazo, alegría de campanitas de plata y no cencerros de monotonía.
Ofrece siempre y a todos los que te rodeamos el Arco Iris de tus colores de gracia y la gracia de tus colores.
Vive y mira todo con los ojos del corazón y créeme que verás y mirarás todo en otra dimensión.
                               Con todo mi afecto
                                       Cristina
PD: Ojalá mi corazón te haya podido transmitir algo a pesar de que lo tenga que haber hecho a través de un papel.


.

.
.
Loading...