.

.

...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

martes, 2 de abril de 2013

TEMPORAL EN BUENOS AIRES- DOLOR Y TRISTEZA

No pueden imaginar el caos que es esta ciudad...Adoro las tormentas, son arrulladoras para mi pero...¡Pucha! No puedo dormir porque...¿Cómo estarán esas personas sin hogar, esas personas que duermen en la calle? Esta pregunta retumbaba en mi cabeza y yo no podía hacer nada, ni tenderles un mano a esas personas, ni detener "la tormenta" ¿Tormenta, dije? No, amigos míos, no fue una tormenta, fue un diluvio. Lo supe cuando me levanté y bajé del primer piso a la planta baja ¡La cocina, el comedor, todo estaba lleno de agua! Nunca me había tocado pero esta vez me tocó. Qué remedio...tomé un escurridor y comencé a sacar el agua hacia la calle, y en la calle estaban todos los vecinos. Ellos me contaron que no fue una tormenta, fue un diluvio. Encendí el televisor y me enteré que murieron ocho personas, veía los rostros de la gente (no zonas marginales, allí una lluvia les voltea sus casitas de chapa y cartón), gente que vive en barrios "de gente rica" El agua había subido, en  sus casas, a niveles imposible de imaginar: Un metro con treinta centímetros, a esa altura llegó el agua, destruyendo todo, muebles, plasmas, paredes, álbumes de fotos como testimonio de los momentos felices...todo destruyó el diluvio. También los automóviles...el agua que corría como un río bravo, arrastraba los autos hasta, incluso, doce cuadras más allá de donde estaba estacionado; otros completamente inundados, o estrellados o encimados unos sobre otros. No tienen luz, no tienen gas, estamos en alerta porque se espera que se repita en el transcurso de la noche...¿Dónde están los funcionarios que no dan la cara? Porque, digamos que ellos no son culpables de las inclemencias del tiempo pero sí de la anegación porque no es la primera vez que ocurre, aunque no con tanta destrucción, se les pidió que tomen medidas, destapar los desagües, indemnizar a los que todo perdieron, mandar a defensa civil, la policía, los bomberos... no lo hicieron, el trabajo estuvo en manos de los vecinos, unos ayudándose a otros. Recién a eso de las siete de la tarde, habló el jefe de gobierno (recién llegadito de sus vacaciones en Brasil) pero hubiera sido mejor que no hablara pues no hay nada esperanzador en su estúpido discurso, empezando por poner las culpas en la Presidente Cristina Kitchner, siempre tiene la culpa ella, o mejor dicho, Macri siempre le echa la culpa. Así las cosas, los poderosos lavándose las manos y los pobres ciudadanos, pagando las consecuencias de sus ineptitudes. Basta con mirar las noticias y ver esos rostros de angustia, dolor, resignación. Hospitales de niños, en uno tuvieron que evacuar neonatología, hay bebés internados en terapia intensiva que corren el riesgo de morir y los muertos...DIOS mío...una serpiente picó a una señora, una serpiente en plena ciudad...varias personas que murieron de un infarto...un señor que encontraron ahogado dentro de su auto porque no pudo salir. De todos modos, yo voy a ir al hospital, pese a que mi jefa me dijo que ni se me ocurra salir de casa, pero iré, sí, porque tal vez me necesiten porque es casi seguro que habrá más víctimas...Si todo lo que puedo hacer es ayudar a asistir a los que lleguen al hospital, pues allí estaré yo...


Loading...