.

.

...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

domingo, 30 de marzo de 2014

MAR DE POESÍA (Un obsequio que nos hizo Ana Luisa)


 MAR DE POESÍA es un poema de esta talentosa escritora, dedicado a la red de Ariel "MAR DE POESÍA", de la cual soy miembro y administradora ¡GRACIAS, ANA LUISA!


El día ha empezado su místico viaje,
Como un arco iris de fuego y de luz.

Junto con el viento, que entre volteretas,
Danza en un dorado mar de  poesía,
Que en éste universo, se llama Amor y vida.

La tarde languidece, y en un mar de poesía
Me dejo envolver, por el violento oleaje
De tus besos dulces, profundos y suaves
Y por tus caricias tímidas, ardientes y salvajes.

Un mar de poesía, es un soplo leve.
Un sitio del alma, cálido y perfecto...
La imagen del sensual momento...
En que se contempla, de cerca el paraíso
Y puede tocarse el cielo con los dedos.

Un mar de poesía, es una luna llena
Una llama imperecedera. Un verano eterno...
Una atracción secreta... Un anhelo de besarte.
Un mundo lleno de magia y ensueño...
En el que juntos somos, como la piel y el alma
Que nunca se cansan de amarse.

La noche duerme tranquila, mi corazón se agita,
Las estrellas brillan, cual chispas de diamante...
Escucho el grito alegre de tu pasión en mi piel,
Tu boca tibia, en silencio me recorre toda...
Como un torrente de fuego me devoras,
Y tus manos, mariposas de mil alas
Me hacen sentirme amada.

Mi alma entera se convierte en un mar de poesía
Que se estremece tan solo de imaginar
Que tú me perteneces… Y estaremos juntos
Por toda una eternidad.
Es de madrugada, de nuevo la llama se enciende,
Las caricias  se suceden como en cámara lenta,
La copa del amor de nuevo nos embriaga

Y tú yo, nos perdemos en las olas de un mar de poesía


AUTORA:ANA LUISA ORELLANO EXCELENTE
@n@Copyright.
   

EL VALOR DE LA SONRISA





No te olvides de sonreír,
Pese a todo, no dejes de sonreír.
Parece tan larga la vida
Y sin embargo…llegó el día de partir
Cuando menos lo esperabas.
Es entonces que se comprende
Que ya es tarde para vivir
Lo no vivido,
Para decir lo no dicho,
Para arrepentirte de los errores.
Lágrimas vanas
Que al final de nada sirvieron,
De los sueños no conquistados,
Esperando el momento propicio.
O quizás por no arriesgarte…
No te olvides de sonreír,
Porque con una sonrisa
Dibujada en tu rostro,
Es el modo digno de partir,
El mejor recuerdo que has de dejar.
No te distraigas, amigo,
Nunca se sabe cuándo es el momento,
Ella, la señora de la guadaña, no avisa.
Entonces, y pese a todo,
No dejes de sonreír…


lunes, 24 de marzo de 2014

SÓLO POR HOY




Hoy quisiera
Ser como el arado,
Laborioso, penetrante, filoso.


 Como el mar,
Viajero, abismal, azulado.


 Como esa nube oscura,
Presente, brava y segura.


 Y aunque mi persona no tenga medianía,
Prefiero el sol del mediodía
Al claroscuro del ocaso.


La mágica luz de la poesía
A un instante de fracaso.


 El rugir del viento
Al silencio del convento.


 El fragor del combate
A la paz por empate.


La vida es tan sólo un momento
Que si no se vive
Se transforma en cuento.



viernes, 21 de marzo de 2014

VOY A EMPUÑAR MI ARMA, NO ME DETENGAS


Lo seguía, constantemente lo seguía. Corría detrás de él, quería conocerlo, tocarlo… pero no se dejaba alcanzar.
Soy de naturaleza dérmica, cedo a la ineludible comunicación de piel a piel. No concebía una vida sin él, era mi obsesión, la parte vital de mí ser, esa que te exige y a la vez ofrenda aliento, brío, energía, ¡todo tan necesario para no caer en el oscuro clamor de la supervivencia!
Pero me cansé y abandoné la carrera. Surtí mis alforjas con SOLEDAD, con la cual conseguiría aplacar mis apetencias; llené mi cantimplora con litros de LÁGRIMAS para apaciguar mi sed, y emprendí el viaje a la jungla enmarañada de los DESEOS tupidos que obstruyen la visión del cielo, y entonces no hay más mañana que ese instante en el que perduro.
Del mismo modo, urgía un arma para defenderme ante posibles ataques de invasores o fieras detractoras de mi subconsciente, EVOCACIONES que se eternizaban en el intento de abatirme. Lo conseguían, sí; a menudo debía beber a raudales esos litros de mis lágrimas para digerir los pedazos mal masticados de la existencia dada.
FANTASÍA, imperecedera compañera de mis largas jornadas, era la única que tenía permitido el ingreso a mi hábitat. Ella me llevaba de paseo por paisajes con visos de diferentes colores que me reanimaban.
Ni bien despuntaba el día, cargábamos un saco con melodías suaves o estridentes, siempre dependiendo de mi estado de ánimo, por momentos melancólicos, algunos, muy pocos, eufóricos; una u otra serían de utilidad.
No lo pasaba mal en el  mundo onírico, salvo por la representación de algunos fantasmas, entes idiotas que insistían en confinarme a esa celda con paredes revestidas de desasosiego y opresiones. Pero yo seguía mi camino con FANTASÍA, los ignoraba, entonces se fastidiaban y me dejaban en paz por unas horas.
Así, como el yuyo que crece regado por la lluvia, sin caricias, sin macetas, sin matices, fui dispersando migas de alegría cubiertas de incredulidad.
Ocurrió un día, no sé exactamente en qué momento, tampoco interesa, ya que no había etapas en mi andar, sólo tenía una: COTIDANEIDAD. Obligada estación antes y después de mis vagabundeos con FANTASÍA. Una sola pero tan eficazmente peligrosa y atormentadora que el día que me arrolló de un modo brutal y salvaje, esgrimí mi arma y la ataqué con tal furia que se puso de cuclillas en un rincón reclamando MISERICORDIA.

- ¡No, ya no más!- Fui categórica, no dejé lugar para la DUDA, ¡otra que empañaba mi austera  e irrisoria felicidad!

FANTASÍA me proveyó del instrumento. Ella encontró la PLUMA con la que me salvaguardaría desde ese momento y para siempre. Mi pluma era liviana, de apariencia inofensiva, hasta inservible si se quiere pero no, tenía el poder de avivar palabras escritas, de aullar los silencios del miedo. Mi pluma… el atajo que me condujo directamente al encuentro de quien por tanto tiempo perseguí.
AMOR es su nombre...
AMOR, te busqué donde no debía. Si no eres tangible, ¿por qué ese necio empeño de escudriñar en un mundo que no te admite? Te descubrí acurrucadito en un pedacito de mi corazón, nos hicimos muy amigos. ¿Te acuerdas qué sorpresa nos llevamos cuando nos topamos cara a cara? Nos gustamos de inmediato y vivimos un eterno romance, siendo FANTASÍA la madrina de nuestros vástagos paridos con la PLUMA.

Hijos que aún sigo pariendo porque… ¡Qué insaciable semental eres, AMOR, cuando tu presencia se reduce a mi otro yo!

DISCULPE, EXCELENCIA (A ver si abrimos los ojos)


Disculpe, señor presidente,
No me tome por insolente.
Quiero preguntarle:
¿A usted no le duele el alma?
¿No le escarnece la mente
Ver a tanta pobre gente?

Le hago una propuesta.
Le presto mis ojos,
Mis piernas, mi cuerpo,
Y si no le molesta,
Venga que le muestro
Un país en duelo.

No tenga cuidado,
No se darán cuenta
Los del gabinete.
Dígales que está cansado,
Que se va a un Spa...
¡Se lo ve agotado!

Recorra las calles conmigo.
Pero no se asuste, mi amigo;
Verá cosas feas, desagradables.
¡Es que en este mundo
Hay tantas crueldades!

¿Qué por qué carga un carro
Lleno de basura, el chico moreno?
Ay, no, no es recolector,
Es un cartonero…después se lo explico.
¿Cuál, aquél? No, no toma sol,
No tiene cobijas, su abrigo es el astro rey.
Pero sigamos caminando, no lo mire más,
¡Sería tan largo y difícil de explicar!

Acompáñeme, tomemos el tren,
O mejor el subte ¡Esto está repleto!
¿Se ahoga, señor presidente?
¡Que horror! Mejor vamos en colectivo,
Aunque es la hora pico.
Sí, claro, no me entiende…
No se preocupe, a usted
Tampoco lo entienden.

Que pena, señor presidente,
Cortaron las calles, debemos bajar.
No hay más remedio, 
Tendremos que caminar…
Son los piqueteros, unos sinvergüenzas,
Fastidian a los automovilistas,
Reclaman trabajo, alimento, dinero.


¡Es que es dura la vida!
Esta gente está cansada,
Se quejan por todo.
Yo los comprendo...
Pero usted no se preocupe,
Igual sobreviven.

¿Tiene una moneda?
Es a voluntad, el chico no afana.
Sale a mendigar o vende estampitas.
No tiene familia, ni siquiera hogar.
¡Cuidado con este, nos quiere robar!
¡Ah, eso sí lo entiende!
Allá por sus pagos es algo normal.

Qué tarde que es, ya se hizo de noche.
Mejor lo regreso a su cálida residencia,
No quiero que vea a las niñas drogadas,
Le venden su cuerpo por una moneda,
¡no tienen dignidad, que asco me dan!
Pero vamos, se hace tarde
Y a estas horas, la calle se pone muy fea.

Regrese a su mundo, y yo…
A mi humilde morada.
No inquiete al gabinete,
Lo aguardan sus sirvientes
Y a mí me espera mi gente.

¡No me lo agradezca!
Para mí fue un placer.
Descanse, señor presidente,
Mañana se reúne con otros presidentes.

miércoles, 19 de marzo de 2014

DISIDENTE





Harta de vivir en este loco  e infecto planeta,
Y no viniendo la parca a mi encuentro,
Pues según me dice que aún no es el tiempo,
Me convertí en sirena, floto en lo profundo,
Pero cada tanto me asomo a mirar el mundo.

Para no estar sola, llevé conmigo algunas amigas,
Y vaya sorpresa, ¡hoy tengo un montón!
Talentosos escritores que trajeron las olas,
También hipocampos, y hasta el Rey Neptuno,
Me dieron la bienvenida, con versos de sus plumas.

A partir de entonces, soy más que dichosa.
El mar es la paz que tanto buscaba,
Es la oscuridad en las profundidades,
Energía vital que agita mi cuerpo y mi alma.
Ya no más espinas, ahora tengo escamas.

Seres terrenales, buceo en lo profundo,
¡Al fin pude huir de malvados y corruptos!
Recorro los océanos montada en delfines,
Y en el negro abismo, hablo con los tiburones.
¡No regreso más, me aterra vuestro mundo!

martes, 18 de marzo de 2014

DESAFÍO


“No hay árbol recio ni consistente,

sino aquel que el viento azota con 

frecuencia”
                                                                 LUCIO. A. SÉNECA


           
Más si tú eres el soplo
Que arrulla las olas del mar,
Despojando, presumido,
Las hojas del árbol recio,
Yo soy la flora selvática
Y también el huracán.
 No soy manso viento en el océano.
Soy el cielo iracundo,
Ese tornado imprevisto
Que estremece a los navegantes.
Soy la pujanza de la naturaleza
Que voltea sus navíos
Como cáscaras de nuez.
Evita toparte conmigo,
No podrás contra mi ira.
No intentes quebrar mis brazos
Ni encadenarme las manos.
           
Si me amordazas, si me atas,
Para arrastrarme contigo
A la negrura insondable,
Verás la mirada del diablo
En un rostro angelical.


viernes, 14 de marzo de 2014

SIN VUELTA



Voy caminando con pasos extenuados, atraída por el albor que vislumbro en el horizonte y aunque lo  aprecie lejano, sé que lo voy a alcanzar. Nada ni nadie lo podrán impedir, es la recta finita, el destino que  aguardo.

Adivino un transitar peligroso, sendero con parajes atormentados, saturados de escollos. Hay visiones que me horrorizan pero aun así no deseo renunciar, no puedo desistir ya que menguaron las opciones, se cerraron los caminos andados ¿Retroceder? ¡No, eso no! ¿Para qué si ya no me concierne lo que allí resigné? Concebí un último intento, no voy a negarlo pero aquello que vi me perturbó.

Hay tenebrosidad en el pasado. Y en él, suspendida como estatua moldeada con escoria, una chiquilla de piernas escuálidas, rodillas prominentes. Extremidades enclenques con puños apretados, como si hubiera la necesidad de defenderse o quién sabe, a modo de impotencia por no poder hacerlo.
Con insustancial movimiento extiende sus brazos mientras su voz me llega como un eco; me  pide que retorne a ella, pero no voy a hacerlo. Ella no es real, ella es tan sólo el espectro que con cara de ángel, me asedió desde siempre.
Ahora no puedo ayudarla. Si sus ojos lloran, mi corazón se desintegra.
Hubo un tiempo en que supe resguardarla en mis brazos; la sentaba en mi regazo y acariciando sus cabellos trenzaba memorias, ritual de exorcismo que no fue efectivo ¡Fueron tantas las carencias que no pude cubrir!
El peso de sus experiencias, duras, crueles, indignas para cualquier inocente, se depositaron en mi espalda como una pesada cruz, consiguiendo doblegarme, debilitando mis piernas hasta perder vigor, demoliéndome la voluntad, hurtándome el brío que fue mi primaria y vital cualidad.

Me extravié en la locura de un cinturón de cuero, de una sopa caliente, de un sombrío cuarto habitado por una serpiente.


No hay retorno, no hay más cordura. He de perseguir el futuro aun ignorando qué habrá más allá de este presente que punza, y lo haré sin mirar hacia atrás. No quiero ver a la pequeña convertida en un montículo de cenizas que el líquido salado disolverá hasta tornarla La nada

martes, 11 de marzo de 2014

YA PASÓ LA TORMENTA, AGUS...


Llegó la calma y con ella, la paz interior, el aprendizaje, y lo más importante, comprender que nadie, absolutamente nadie merece que yo derrame lágrimas. Ahora, con los ojos limpios puedo ver con mayor claridad. Gracias por estar siempre a mi lado, en las buenas, para divertirnos, en las malas, para darme tus palabras de aliento, como estas que escribiste sobre mi foto. Besos!!!!


Loading...