...

...
http://world-directory-sweetmelody.blogspot.fr/2013/08/special-page-blog-has-honor.html

miércoles, 3 de abril de 2013

NO MIRES...

Con la misma destreza con la que hilaba sus trenzas del color de la luna menguante, que arrastraba tras ella, enmarañadas en sus piernas, con esa maestría que los años de experiencia la vuelven innata, así, ágilmente, batía las manos removiendo en ellas el destino, mi destino que irremediablemente se cumpliría sin que yo pudiera hacer nada al respecto pues ya todo estaba dicho, escrito, planificado desde los tiempos divinos, los tiempos de Dios, siglos para mí, un hálito para Él ¿Qué sentido tenía, dadas las circunstancias, transportar al presente esas lágrimas que habría de verter en un futuro no muy lejano?
- Ración infinita de líquido salobre brotarán de tus ojos por ser poseedora del signo…- Pronunció con la voz impasible del que está preparado para vaticinar sufrimiento, amores mancillados, traiciones, maldiciones que recaerán como sangrientas espadas destrozando esos sueños que archivaste en un cofrecito alado esperando el momento de lanzarlo al aire para que tus deseos te sean conferidos. Pero no, no había ilusiones, el cofrecito protegía desvaríos de mi existencia presagiando espejismos…
- No quiero saberlo…
- Pues aquí acudiste, yo no te traje, y aquí te quedas- La altanería dejaba expuesto su ego, ella, la señora de las visiones, se nutría de angustias e ingería expiaciones.
Me levanté de la silla, me situé tras ella y emprendí la peliaguda tarea de deshacer sus trenzas con la intención de  distraerla, quizá volviera a hilarlas  y se olvidara de mi  y mi estremecida apariencia.
- El signo que traes no se puede subsanar, es señal incorruptible puesto que el sol se instaló en la manivela superior de la bóveda el día que te corporizaste para cumplir con el hierático propósito de rectificar tu oscurantismo, justo allí, en el espacio en el que nunca serás invisible pues  tus cualidades tendrán la fosforescencia que brille por sobre el resto de los humanos, y siendo imperioso para ellos, los opacos, los que no tienen nada bueno para ofrecer, hacer de tu existencia un mundo de desgracias, fustigándote hasta conseguir tu autodestrucción.
- ¡No es cierto, estás mintiendo! Toma tu paga y cierra la boca pues yo no te creo- Las monedas de oro arrojadas en su rostro se unieron en una tiara que engalanaron su extensa cabellera, ahora de un bruñido digno de un ser candoroso y que la dócil brisa meneaba ocultando su rostro tras la espesa melena.
Alas se le desarrollaron ante mi aturdida contemplación… Enrolló la cortina que separaba el gabinete donde nos encontrábamos, del resto de la vivienda y una enorme esfera de cristal apareció ante mí. No tuve tiempo de huir, ella, la pitonisa, me tomó de un brazo y juntas penetramos en la extraña burbuja. El cielorraso se abrió como si fuera una compuerta para darnos vía libre en un vuelo que nos transportaría a un destino inesperado: El pasado, ingrato y penoso pasado que no deseo recordar pero he de mirar pues ella clavó agujas en mis párpados, impidiéndome cerrarlos. No era tanto el dolor punzante en mis membranas como aquello que veía…
La niña pequeñita, sentada en un rincón, lloraba, mientras sus pares hacían un círculo en torno a ella…
- Ronda, ronda, ronda de la tonta blonda, ronda, ronda, ronda de patitas de tero, ronda, ronda, ronda de la mal querida- Canturreaban los perversos niños…
Avanzamos una década y descubro a la menuda adolescente de trencitas doradas y calzas corroídas, arrebujada en el lecho, los ojos vidriosos, suplicando a su Dios que le manifieste el amor, pero el amor no llegaba…
- Llora, llora, llora niña linda, llora, llora, llora que me gusta sentir tus gemidos en sombrío encierro, llora, llora, llora mujer que divulga carencias, llora, llora, llora con esos ojitos opacos y yermos…
Dos décadas más, el tiempo no es tiempo, el tiempo es emisión que encandila mi visión, más cuando la esfera se detiene, allí está ella, la hembra fecundada…
- Llora, llora, llora mujer que da vida, llora, llora, llora mujer egoísta, llora, llora, eternamente llora por tener aquello que menoscaba nuestra incapacidad…
A la velocidad de la luz avanzamos veinte lustros, intento comprender ¿Quién es  la anciana que con valentía afrontó los fantasmas, traspasando con fiereza huracanes y volcanes y ahora, vencida, espera la partida?
- Llora, llora, llora anciana de huesos enfermos, llora, llora, llora anciana sin dueño, llora, llora, llora, tu final se acerca y aquí estamos nosotros, rodeando tu lecho de muerte, llora, llora, llora mientras nosotros reímos y cantamos la sacra letanía de tu agonía, llora, llora, llora y llévate el estigma que fue tu compañía…





2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, mi querido José. Olvidé poner, al lado del título, que este relato pertenece a una serie llamada "ME PERMITE, POR FAVOR", creo que son treinta relatos, hasta el momento, pues tal vez veo o escucho algo y ¡ZAS! Corro a escribir, siempre desde este género fantástico. Un beso y gracias por tu sempiterna presencia, comentando lo mío aquí o en gmail.

      Eliminar

.

.
.
Loading...